All posts in Capital de riesgo y financiación de adquisiciones category

Valoración de mi empresa

55852489-1024x538

Cada vez se producen más traspasos de negocio. ¿Tienes intención de vender o comprar un negocio? Entonces quizás de será útil saber el valor de la empresa en cuestión.

Hay muchos métodos que te permiten valuar una empresa de forma rápida y fácil. Estos métodos son utilizados por los asesores de adquisición, pero son sencillos, así que incluso tú podrías valuar un negocio pese a carecer de conocimiento sobre adquisiciones corporativas.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Conozca los pasos a Seguir para Comprar un Negocio Funcionando

El comprar una empresa es un proceso que involucra varios pasos, así como muchos documentos y formatos, además de la intervención de varios profesionales para concluir la operación. A continuación se presenta una secuencia de eventos típica para la compra de una empresa:

Se reúne el Comprador con el Broker para que éste último lo ayude a definir el tipo de negocio más adecuado de acuerdo a sus gustos y preferencias.

El Comprador firma un Contrato de Confidencialidad de la información, a fin de proteger los intereses de los Vendedores de empresas.

El Broker entrega al Comprador información confidencial de los negocios que van de acuerdo a su perfil.

En caso de que el Broker no tenga en cartera negocios que sean del agrado del Comprador, inicia búsqueda en la zona o ciudad de su preferencia.

El Comprador visita los negocios que le interesen en compañía del Broker.

El Comprador realiza su elección y decisión de compra.

El Comprador en conjunto con el Broker, estructuran una Oferta de Compra por escrito, en la cual se establece el precio, condiciones y las condicionantes a la compra del negocio.

El Broker presenta la Oferta de Compra por escrito al Vendedor, acompañada de un depósito como muestra de la seriedad de la oferta.

En caso de que esté de acuerdo con la oferta, el Vendedor acepta y firma la Oferta de Compra.

El Comprador deposita con el Broker el “enganche” o pago inicial para la compra del negocio (normalmente 15% del precio).

El Comprador comienza su investigación y verificación del negocio. Esta etapa también se conoce como el “Due Diligence”, y en ella se contempla la revisión de los aspectos Financieros, Legales, Contables y Fiscales de la empresa.

Se prepara el contrato de compra-venta con apoyo de abogados y se turna al Notario o Corredor Público.

Entre Comprador y Vendedor realizan la toma de inventario final y se ajusta el precio de venta final.

Se liquidan y recontratan empleados.

El Vendedor liquida los pasivos no asumidos por el Comprador.

Se firma ante Notario el Contrato de Compraventa del negocio y el Comprador liquida el saldo pendiente del precio de venta.

Finalmente, el Vendedor entrega al Comprador las llaves del negocio.

Independientemente del proceso, toda transacción de compraventa de una empresa tiene asociados costos para la parte compradora y vendedora. A continuación se relacionan algunos de los gastos más importantes para el Comprador: Precio de venta o enganche; Depósitos, alquileres por adelantado y derechos de piso por el local; Transferencia de contratos, servicios, permisos, licencias, etc.; Constitución de nueva sociedad; Honorarios de Contables, Abogados, Fiscalistas, Corredores Públicos o Notarios; Remodelación del negocio, capital de trabajo adicional y publicidad (en su caso), etc.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

El capital riesgo se ajusta en el primer semestre de 2009 con caídas de hasta el 49%.

Fuente: ASCRI / Webcapitalriesgo.com   

• La crisis económica mundial impacta negativamente en esta industria, tras años de fuerte crecimiento.  

• La inversión se estima en €678 millones, un 49% menos que en 2008s1 y el número de operaciones cae un 21% hasta 356 operaciones.  

• La inversión en empresas en fase expansión mantiene el protagonismo adquirido en 2008, mientras que los buyouts siguen cediendo terreno. 

 • Escasa captación de nuevos fondos en 2009s1. Sin embargo, se estima que hay €5.300 millones para inversiones en los próximos años.  

• La desinversión alcanzó los 269 millones de euros, cayendo a niveles del primer semestre 2003.  

Inversión  

La actividad de capital riesgo sigue ralentizándose en España en el primer semestre de 2009, como también está sucediendo en Europa y Estados Unidos. La dificultad para atraer financiación bancaria para llevar a cabo operaciones apalancadas ha retraído la actividad de este tipo de transacciones al nivel de mediados de 2004. Un reflejo de la situación actual del mercado es la pérdida de protagonismo de los fondos internacionales, que en 2008 y mediados de 2009 han contribuido al apartado inversor con menos del 20% del total, mientras que en el periodo 2005-2007 superaron holgadamente el 50%. Esto no significa que no sigan trabajando, como demuestra el intento de PAI Partners por adquirir la filial de aparcamientos de Cintra, sino que la reducción del apalancamiento iguala las fuerzas entre inversores industriales y firmas de capital riesgo.  El volumen de inversión estimado durante el primer semestre de 2009 ascendió a €678 millones, lo que supone una caída del 48,5% con respecto al mismo periodo del año anterior. Entre las principales operaciones del semestre pueden mencionarse la adquisición del productor portugués de medicamentos genéricos Generis (Magnum Industrial Partners); la compra de la compañía de álbumes digitales Hofmann (Ibersuizas y Realza Capital); las adquisiciones del grupo de alimentación Siro (Madrigal Participaciones) o de la empresa de servicios de diagnóstico médico por imagen Recoletas (Mercapital). También destacó la compra de tres plantas fotovoltaicas (complejo Manchego Solar) por parte de HG Capital a la aseguradora AIG.  El número de operaciones se resintió en menor medida, con 356 transacciones estimadas que representan un descenso del 21% en relación a las 451 registradas en el primer semestre de 2008. El parcial estuvo en el nivel del número de operaciones alcanzado en 2007 (372) y por encima de 2006 (307). Debe indicarse que sigue siendo elevada la proporción de ampliaciones en antiguas participadas, estimándose un peso similar al 45,7% al registrado a mediados de 2008. Este dato sustenta la importancia que otorgan actualmente los inversores a la gestión de la cartera.  La caída en el volumen de inversión está directamente relacionada con el descenso del número de operaciones superiores a €10 millones, o middle market. Se estimaron 14 operaciones de este nivel por un importe conjunto de €400 millones, frente a las 26 (€ 962 millones) realizadas en 2008s1. Deben destacarse las 81 operaciones estimadas entre €1 y 10 millones, siendo sólo nueve menos que las llevadas a cabo en el primer semestre de 2008. No se registró ninguna operación por encima de 100 millones, mientras que hace un año se realizaron dos.  Los sectores que atrajeron un mayor volumen de inversión fueron Medicina/Salud, con un peso del 25%, Productos de consumo (23,5%) y Energía y Recursos Naturales (11,5%). Al considerar el porcentaje del número de operaciones la categoría Informática acumuló un peso del 22%, seguido de Productos y servicios industriales, Otros Servicios y Biotecnología, con un peso aproximado del 9,5% cada uno.  Según la fase de desarrollo de la empresa participada casi la mitad del volumen invertido y el 59% del número de operaciones recayó en empresas en vías de expansión, como es el caso del grupo de alimentación Siro o el portal de comercio electrónico Buy Vip. Los buyouts representaron un 35% de la inversión, un peso casi idéntico al alcanzado a mediados de 2008, con operaciones como las efectuadas en Generis, Manchego Solar, Hofmann o Recoletas, entre otras. Sin embargo la restricción de crédito condicionó para que se llevaran a cabo sólo 12 operaciones, 4 menos que en el primer semestre de 2008 y 16 menos que en el mismo periodo de 2007. La financiación de empresas que se encuentran en fases semilla y arranque significó un 11% del volumen y un 36% del número de operaciones.  

Desinversión

El volumen desinvertido, a precio de coste, se estimó en €270 millones, que supone una caída del 15% en relación a los €316 millones registrados en la primera mitad de 2008. La venta a terceros representó el 45% del total, seguido de la recompra de participaciones por parte de accionistas originales (15%). Las ventas entre entidades de capital riesgo o la provisión o pérdida total de la inversión registraron un 14% cada una de ellas.  Entre las principales operaciones del semestre puede indicarse el secondary buyout, o venta entre entidades de capital riesgo, de la concesionaria de ITV Atecsa, traspasado por los fondos gestionados por N+1 a fondos de infraestructuras y private equity de Ahorro Corporación. También se produjo la venta de tres parques parques eólicos en Soria, gestionados por Eolia Renovables, a una filial de la alemana RWE. Por su parte, 3i acordó la venta con el operador de secondaries Cipio Partners de diez participadas de su cartera europea de venture capital, entre las que se encontraba la española Buy Vip.  

Nuevos recursos captados

A 30 de junio de 2009 no se produjo el cierre de ningún fondo de capital riesgo de tamaño relevante, aunque sí que hubo incrementos de recursos de entidades de capital riesgo de capital variable. Se estima que los nuevos recursos captados ascendieron a €300 millones, frente a los €1.803 millones contabilizados en el primer semestre de 2008.  Debe recordarse de la captación de fondos de sociedades gestoras suele realizarse con una periodicidad de entre 4-5 años, tarea que fue cubierta por las principales entidades de capital riesgo nacionales entre 2006-2008. Se estima que existen recursos por importe de €5.300 millones para inversiones.  Un aspecto que está generando expectativas e incertidumbre entre proveedores de financiación es cómo afectará al sector la nueva regulación de entidades de capital riesgo en Europa y Estados Unidos, como consecuencia de la crisis financiera.  

Perspectivas para 2009

Puede que en el primer semestre de 2009 la actividad inversora haya tocado fondo y durante la segunda mitad del año se produzca un impulso. Si se igualara el volumen invertido en 2008 (€3.026 millones) significaría que se habría completado un segundo semestre extraordinario, confirmando la recuperación. Esto significaría situarse por encima de los registros alcanzados en 2008s2 (€1.709 millones) y en 2006s2 (€1.877 millones), y a un nivel cercano a 2007s2 (€2.510 millones). Sin embargo, sería muy positivo para la industria acercarse a  los €2.500 millones en 2009, un importe que se consideraba ambicioso no hace tanto tiempo.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Es el momento de encauzar las inversiones del ladrillo hacia internet

Eneko knörr, fundador de empresas como Hostalia e Ideateca e inversor, cree que este es el momento ideal para lograr un trasvase de capital desde el ladrillo hacia empresas de Internet. Hace un par de meses creó junto a un ramillete de exitosos emprendedores la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI) , desde donde pretenden ayudar a emprendedores a desarrollar sus ideas y trasformarlas en negocios. A continuación se reproduce una entrevista de Eneko a El Economista.

¿Cuántas personas conoce que se hayan hecho ricas gracias, exclusivamente, a Internet? 

Desde la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI) están convencidos de que pueden ser muchas más de las que imagina. “Lo que sucede es que la gente piensa que es un medio que no da dinero y es poco serio”, dice Eneko Knörr, uno de sus socios fundadores, que espera cambiar esta percepción desde este organismo de reciente creación. “Se trata de ayudar a que la gente invierta en Internet y que quien tenga una idea de negocio en este medio pueda desarrollarla”. AIEI cuenta para ello con la experiencia de haber aprendido de la llamada crisis de las puntocom a principios de década. 

¿Por qué es necesaria una asocación que agrupe a los inversores y emprendedores digitales? 

Nosotros somos emprendedores e inversores, y vimos que podíamos juntar estas facetas y ayudar a otros que también quisieran emprender un negocio en Internet. La idea de crear AIEI nació de nuestras inquietudes. Los fundadores quedábamos de vez en cuando para comer y compartíamos la idea de que muchos emprendedores del medio se ven solos. Nos llegaban propuestas a nivel particular para ayudarles, y ahora podemos solucionarlas como colectivo. También vemos que muchas empresas no están dando bien sus pasos hacia Internet y queremos encauzarles. 

¿Son rentables las páginas web? 

Digamos que se desconocen muchas cosas. En los últimos años, las inversiones han estado orientadas a lo fácil, que era el ladrillo. Ahora, creemos que es el momento de encauzarlo hacia Internet porque, aunque mucha gente siga pensando que no es rentable, es un sector que da dinero, como cualquier otro. 

¿Cuáles son los cometidos de esta asociación? 

Para nosotros es importante la labor que queremos hacer como lobby para dar a conocer las inversiones en Internet y fomentar el sector, porque cuando aparece en la televisión es para dar malas noticias y se considera un medio poco serio. Lo que hacemos es seleccionar proyectos de emprendedores y ofrecer orientación. No entramos en realizar una consultoría exhaustiva, pero sí en buscar socios e inversores.  La crisis ha acentuado la falta de financiación de muchas empresas, que no consiguen encontrar inversores. 

¿Eso también se nota en Internet? 

Sí, y se acusa más aún. En un banco, cuando dices que tienes una empresa industrial, con productos concretos, te prestan más atención que si vas para pedir un crédito para una compañía que no es física, sino que está en Internet. Para nosotros, como asociación, lo importante es cambiar esto y que se vea este medio como algo serio. 

¿También es más difícil convencer a un inversor para que ponga su dinero en la Red? 

Ahora mismo, si alguien presenta un proyecto de componentes para móviles, por ejemplo, el inversor puede ver la fábrica, tocar los productos… lo concibe como algo tangible y, por tanto, más viable que si lo que le presentan es un servicio web. 

¿Cómo se pueden estimular las inversiones en Internet? 

Hay pocos inversores que están al día de cómo funcionan los negocios en Internet, aunque por suerte está entrando gente joven, más familiarizada con el medio y que ha aprendido en mercados más asentados, como Estados Unidos. Pero, por lo general, el capital riesgo está en manos de gente que no lo conoce. 

¿Ése es también uno de los objetivos de AIEI, enseñar a hacer negocios en la Red a quienes tienen dinero para invertir? 

Exacto. Por un lado, se trata de que los emprendedores, aquellas personas que quieren entrar en Internet con su idea de negocio, sepan muy bien en qué consiste el medio. Mucha gente tiene una idea y piensa que puede funcionar, pero se encuentra con que a veces no sale adelante porque proviene de un sector ajeno a Internet y desconoce cómo funciona este medio. Por otro lado, también buscamos una labor de evangelización, es decir, enseñar a invertir y demostrar a los inversores que Internet es rentable y que se puede ganar dinero con él como con cualquier otro sector. Actualmente, la idea general que se tiene es que no da dinero, y no es cierto. 

¿Es usted de los que piensan que Internet puede convertirse en un importante motor económico en un futuro próximo? 

En AIEI estamos totalmente convencidos. El 90% de los jóvenes menores de 15 años están conectados a Internet, o al menos lo conocen, y se pasan muchas horas delante del ordenador. Esa generación no tendrá problemas en aceptarlo como un medio donde se puede emprender e invertir, y es un público muy potente como consumidores

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

500 millones de euros para la nueva línea de financiación ICO para el sector turístico

 

El consejo de ministros ha aprobado, el pasado día 24 de julio de 2009, un acuerdo por el que se regula una nueva línea de préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 500 millones de euros con cargo al presupuesto del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

La línea se denomina Plan FuturE, permanecerá abierta hasta el agotamiento de los fondos o el 31 de diciembre de 2009 y financiará inversiones del sector turístico en nuevas infraestructuras y/o equipamientos.

Podrán recibir apoyo económico empresas con domicilio social y fiscal o establecimiento en España que desarrollen su actividad dentro del sector turístico español: compañías propietarias o que exploten establecimientos hoteleros, apartamentos y campamentos turísticos, alojamientos rurales, establecimientos de restauración, agencias de viajes y establecimientos de oferta turística complementaria.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Una oportunidad de alto riesgo

Desde principios de año hemos visto una relajación en los spreads de los bonos de alto rendimiento. La tasa de impagos implícita con estos niveles es del 33,10%.

 Es cierto que la mayor tasa de impagos jamás vivida se dio a principios de los años 30, situándose entorno al 16%, pero también es cierto que nunca nos habíamos enfrentado a una crisis como ésta. Las rentabilidades que está ofreciendo este activo son muy atractivas pero el riesgo todavía es alto. Si la situación mejora, estos bonos podrían tener un futuro muy próspero.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

En el primer semestre, los inversores ‘financiaron’ a las compañías españolas con 5.274 millones

Los expertos no paran de repetir que, ahora que los bancos se lo piensan mucho a la hora de otorgar créditos a los empresas, cada vez son más las cotizadas que acuden al mercado en busca de liquidez. No hay más que ver las cifras de ampliaciones de capital. De enero a junio de este año, los accionistas han prestado 5.274,4 millones, por los 366,1 millones del mismo período de 2008.

“No cabe duda de que estamos viendo una sustitución de modos de financiación. No es que de repente las empresas necesiten mucho más dinero que el que demandaban otros ejercicios, que las hay, sino que la parálisis del sector bancario les ha obligado a buscar liquidez entre los inversores”, explica Ignacio Cantos, director de análisis de Atlas Capital.

De hecho, también se han disparado las emisiones de bonos, y las de preferentes, de las que en seis meses se han visto nada menos que 26 colocaciones, por las dos que hubo en todo 2008.

Por sectores, este año las compañías que más papel han repartido en el mercado español son las entidades financieras, las inmobilarias y… las compañías de energía. Sin embargo, este desglose nos da la primera pista de algo que deja claro Ignacio Cantos: en el mundo de las ampliaciones de capital, las grandes operaciones distorsionan la foto general.

Cifras contundentes incluso sin los grandes

El gran ejemplo de 2008 fue Santander, con la ampliación de 7.194 millones que relizó a finales de año. Esta cifra supone casi el 80% del dinero que captaron en el mercado las cotizadas con este tipo de operaciones.

En 2009, la macro operación más importante de lo que va de año ha sido la de Gas Natural. La gasista emitió cerca de 450 millones de nuevas acciones por un importe superior a los 3.500 millones de euros para financiar la compra de Unión Fenosa.

Pero, si descontamos las ampliaciones de Santander en 2008 y de Gas Natural en 2009, las cifras siguen hablando por sí solas. En todo el año pasado, el total de dinero que movieron las ampliaciones fue 618 millones de euros, mientras que de enero a junio de este año, ya van 1.772 millones.

Menos deuda, más recursos, compras…

Los motivos que han tenido las compañías españolas para inundar de papel el mercado también han sido de lo más variopintos.

Están los clásicos, como la necesidad de reducir el nivel de endeudamiento: es el caso de la inmobiliaria Afirma, que fue la primera empresa en ampliar capital en 2009. O la intención de reforzar el balance, como Avanzit. O la necesidad de cumplir con los bonistas (como Jazztel, con su recompra programada de bonos convertibles).

También están los que piensan en aprovechar “las posibles oportunidades de crecimiento empresarial que puedan presentarse”, como explica el folleto de su ampliación que NH Hoteles presentó a finales de junio. O los que necesitan mucha tela para cortar una gran operación, como Gas Natural y su compra de Unión Fenosa, o a menor escala Bankinter y su adquisición del 50% que le faltaba de Línea Directa Aseguradora.

Este año también ha existido la modalidad “lo quiero todo para mí”, que protagonizó Mapfre. La aseguradora emitió más de 124 millones de nuevos títulos en marzo para “ofrecer a los accionistas la posibilidad de destinar el importe del dividendo con cargo a 2008 a la suscripción de acciones de nuevas acciones de la sociedad”. Así, por cada 22 acciones el inversor recibía el el importe necesario para desembolsar una acción nueva, explicaba Mapfre en el folleto de la ampliación.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

La prima de riesgo del bono español se reduce un 60% desde máximos

Invertir a tiempo en deuda española está siendo negocio rentable para aquellos que hayan sabido ver la oportunidad. El rendimiento del bono español ha acortado las diferencias con el bono alemán a gran velocidad. Tan sólo medio punto porcentual supera ambas rentabilidades.

Fernando Martínez – Madrid – 07/08/2009

La percepción del mercado de que sólo Alemania ofrecía garantías sólidas de supervivencia cuando la tormenta económica arreciaba abrió a comienzos de año una oportunidad de inversión que está cerca de cerrarse. La diferencia entre el rendimiento del bund alemán a 10 años, el valor más líquido de la renta fija europea, y el bono español del mismo plazo ha pasado en menos de medio año del casi 130 puntos básicos (1,3 puntos porcentuales) a 54,6 puntos.

La renta fija recibe su nombre de que la rentabilidad la aporta un cupón periódico que es una cantidad fija. Lo que sí que varía es el precio del activo cuando se negocia en el mercado secundario. Esto hace que conforme disminuye el precio del activo, aumenta su rentabilidad medida en términos porcentuales. Así, el rendimiento del bono alemán ha estado consistentemente por debajo del de el español. La crisis ha acentuado esta diferencia ante la huida de la inversión hacia aquellos activos que son percibidos como más seguros.

En cualquier caso, la presión sobre los mercados financieros se ha ido relajando notablemente y la deuda soberana da buena fe de ello. Así, la rentabilidad del bono español ha pasado de los niveles próximos al 4,5% que registraba en febrero y a mediados de junio para situarse ahora en el 3,92%. Se trata de un ajuste de casi el 13% que tiene su equivalencia en el aumento del precio.

El descenso es todavía mayor si se toman como referencia los niveles inmediatamente posteriores a la declaración de bancarrota de Lehman Brothers, el pasado 15 de septiembre, que provocó un pánico de dimensiones planetarias. Entonces, el bono soberano español llegó a situarse en el 4,75%, con lo que el descenso experimentado desde entonces es de nada menos que el 17,4%.

El castigo que sufrió la deuda nacional a comienzos de este año también estuvo directamente relacionado con el hecho de que el 19 de enero la agencia de calificación Standard & Poor’s retiró a España la máxima calificación crediticia, la triple A, y le otorgó una nota de AA+.

El argumento principal fueron “las debilidades estructurales de la economía española”, en particular, el rápido incremento del déficit público tras varios años de equilibrio en las cuentas del Estado. En síntesis, la triple A implica una solvencia financiera incólume y muchos fondos de pensiones del mundo entero tienen el mandato de invertir sólo en bonos que tengan la máxima calificación. Además, un grado menor de calificación implica que los inversores exigirán más rentabilidad, ante el aumento del riesgo, lo que eleva los costes de financiación.

La tensión se ha relajado notablemente en todos los mercados financieros, ante la mejoría generalizada de las expectativas económicas y la convicción de que el mundo podrá evitar la depresión. Un ejemplo de esto es el índice Ted Spread, que mide el riesgo que supone estar en el mercado interbancario. Es el diferencial que hay entre el tipo interbancario Líbor a tres meses en dólares y la deuda del Tesoro estadounidense en el mismo plazo. Esta prima de riesgo ha caído ya a niveles de hace dos años y ha pasado de los 463,6 puntos básicos registrados después de Lehman Brothers a menos de 30 puntos (0,3 puntos porcentuales). Los mercados de renta fija se normalizan.

La política de los bancos centrales

Reino Unido. El Banco de Inglaterra aprobó ayer ampliar el programa de compra de activos iniciado en marzo y para el que destinará 50.000 millones de libras adicionales; el volumen total será de 175.000 millones. La decisión provocó un repunte inmediato del 4,3% en el precio del bono a 10 años. Los tipos en el Reino Unido están al 0,5%.

EE UU. La Fed se reunirá la semana que viene y deberá decidir si prorroga o detiene su programa de compra de activos (TALF) para apoyar a la economía y que concluye este año. Bajo el programa TALF, la Fed ha gastado 300.000 millones de dólares en comprar activos. El precio del dinero está entre el 0%y el 0,25%.

Zona euro. El BCE dejó ayer los tipos en el 1% e inició en julio pasado un programa para comprar cédulas hipotecaria de calidad, tanto el mercado primario como en el secundario y en el que empleará un montante de 60.000 millones de euros. El plan de liquidez estará en vigor hasta junio del año que viene.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Los inversores vuelven a confiar en los fondos

La recuperación de la confianza, la pérdida de atractivo de los depósitos y la mayor estabilidad macroeconómica han permitido romper una racha negativa de nueve trimestres.

La renta variable ha dejado de ser la oveja negra dentro de las carteras de los inversores europeos. Después de nueve trimestres consecutivos de salidas de dinero de este tipo de productos, los fondos de bolsa europeos han recobrado el protagonismo perdido con unas suscripciones netas(diferencia entre entradas y salidas de capital) de 34.000 millones de euros entre abril y junio de 2009, según datos de Lipper FMI.

La tendencia no sólo ha dado un giro de 180 grados para los fondos de renta variable, sino que el resto de productos de inversión colectiva también capta capital en lo que llevamos de año. Los fondos domiciliados en Europa registran entradas netas de 55.000 millones de euros.

Estas cifras suponen un respiro y un brote de optimismo para las gestoras de fondos, que han sufrido durante los últimos dos años los mayores reembolsos de su historia y, por lo tanto, grandes caídas en su beneficio. Sólo durante 2008, los fondos de inversión europeos vieron salir 335.000 millones de euros, en torno a un 5% de su patrimonio actual.

Fundamentos

Los expertos achacan este cambio de tendencia a tres razones: la subida de la bolsa y la recuperación de cierta confianza por parte de los inversores; la pérdida de atractivo de productos de renta fija como los depósitos; y la estabilización de los datos macroeconómicos.

«Después de una escalada continuada de los mercados bursátiles, los inversores piensan me lo estoy perdiendo y entran en el mercado», asegura Borja Durán, consejero delegado de Family Office Solutions. Subidas como la del EuroStoxx 50, del 16% durante el segundo trimestre del año, o el Ibex 35, del 25% durante el mismo periodo, no han pasado desapercibidas para unos ahorradores que cada vez son más receptivos al riesgo. De hecho, el índice de confianza profesional de Bloomberg muestra que la confianza de los inversores se encuentra en máximos de los últimos dos años.

Los productos de bolsa europeos captaron 34.000 millones en el segundo trimestre

A este factor hay que unirle que los ahorradores tienen elevados niveles de liquidez que en cualquier momento puede regresar al mercado, principalmente por el vencimiento de productos de renta fija. La bajada de tipos –que han pasado del 4,25% al 1% en Europa en menos de un año– ha restado atractivo a productos como los depósitos bancarios, uno de los mayores competidores de los fondos en el último año y medio, o a la renta fija a corto plazo.

«El año pasado se produjo un cambio de distribución de activos hacia posiciones extremadamente conservadoras. Esperamos que ahora los inversores aumenten el riesgo de sus carteras progresivamente buscando un equilibrio más sensato», opina Juan Bertrán, socio y gestor de Cartesio.

Otro de los impulsores del cambio de tendencia ha sido la estabilización macro. «La bolsa está descontando un escenario de ralentización más reposado, y no el catastrofismo que se respiraba hace un año», explica Rafael Hurtado, director de Multigestión Popular Gestión.

A pesar de estas señales de optimismo, los expertos no descartan sustos de cara al futuro, sobre todo en el corto plazo, por lo que recomiendan que los ahorradores que se estén planteando entrar en bolsa lo hagan escalonadamente. Además advierten la importancia de tomar las decisiones con un horizonte temporal de largo plazo y diversificando lo máximo posible las posiciones.

Situación española

Al igual que en Europa, en España se ha registrado un ligero cambio de sentimiento respecto a los fondos de bolsa, aunque siguen saliendo más inversores de los que entran. Estos fondos sufrieron unos reembolsos netos de 3 millones en julio, que alcanzan los 585 millones de salidas en lo que llevamos de año, según datos de VDOS Stochastics.

España va por detrás respecto a la tendencia europea de elevar la exposición al riesgo

Donde se aprecia más interés por parte de los inversores españoles es en los fondos de bolsa emergente y norteamericana.

La peor crisis

Los gestores empiezan a ver la luz al final del túnel. La subida de la bolsa y la entrada de nuevos inversores podrían poner punto y final a la peor crisis de la historia para el sector de la gestión de activos. Durante la misma, cientos de hedge fund se han ido a pique; los inmobiliarios han tenido que cerrar sus puertas; el sector ha sufrido la mayor estafa financiera de la historia, perpetrada por Madoff; e incluso los productos más seguros, los monetarios, han dado más de un susto.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

El Consorcio de Seguros defiende la solvencia del sector y no descarta las fusiones

En un entrevista concedida a Europa Press con motivo de los dos años del inicio de la crisis ‘subprime’, Machetti reconoció que la crisis está afectando al sector asegurador y a algunos ramos más que a otros, pero que en los últimos tiempos el Consorcio sólo se ha encargado de liquidar entidades pequeñas de carácter mutual y sin actividad, que no dejaban deudores entre sus asegurados.

Por esta razón, Machetti resaltó que, a su juicio, no habrá “mayores sorpresas” en el sector, aunque reconoció que es la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones el organismo que realmente conoce la situación de cada entidad.

En este sentido, el director de seguros también señaló que otra muestra de la gran solvencia del sector es la reciente reducción del recargo del Consorcio para la liquidación de entidades, ya que al bajar la actividad en materia de liquidación se puede aplicar una política general de abaratamiento en este proceso. Machetti señaló que esta medida no tendrá ningún impacto negativo en las cuentas del Consorcio, porque sólo dejará de ingresar unos 55 millones de euros anuales.

Asimismo, destacó que el sector asegurador es “especialista en tratar y gestionar los riesgos”, por lo que la crisis le está pasando una menor factura que a otros sectores. Sin embargo, resaltó que aunque el tamaño medio actual de las entidades es mucho mayor que hace unos años, el crecimiento continúa produciéndose, por lo que “nunca” deben descartarse operaciones de fusión.

“Las aseguradoras revisarán sus condiciones y precios

Por otro lado, el director del Consorcio resaltó la importancia de garantizar las transacciones del crédito, ya que, a su juicio, dada la negativa evolución de la morosidad en los últimos meses, “es inevitable que las aseguradoras revisen sus condiciones y precios y también sus criterios de aceptación de riesgos”.

En este sentido, recordó que el convenio firmado entre el Consorio y Unespa para colaborar en el mantenimiento de la capacidad de este ramo, al que se han unido casi todas las entidades que operan en el sector, pretende “sostener el potencial del sector y evitar que un importante volumen de transacciones, sobre cuya solvencia no hay razones técnicas para dudar, deje de ser realizada por falta de tamaño”.

La participación del Consorcio en el convenio se concreta en una participación directa y proporcional en algo más del 5% de todas las operaciones de seguro, y por otro, en la protección de cierto tramo de las eventuales pérdidas, lo que permitirá respaldar un importante volumen de transacciones de difícil evaluación, pero potencialmente superior a 20.000 millones de euros.

En este sentido, el director del Consorcio también recordó que el seguro de crédito es un apoyo fundamental por su efecto “multiplicador en la economía”, ya que de cada euro de la prima de seguro respalda transacciones que superan el valor de ese importe (ese efecto es variable, según el grado de morosidad y por tanto el nivel de riesgo).

En relación a la evolución del beneficio del Consorcio, el director señaló que la tempestad Klaus no permite prever un beneficio similar al de 2008, cuando el CSC obtuvo más de 920 millones de euros.

No obstante, señaló que si no se registra ningún incidente más, podría terminar el ejercicio con “equilibrio”, al tiempo que recordó que la parte fundamental del negocio de la actividad son los riesgos de naturaleza catastrófica, y que la forma de tratarlos consiste en acumular importantes reservas en ejercicios de buen resultado.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

La demanda mundial de oro “como inversión” se dispara un 46%

La demanda global de oro cae un 9% interanual por la crisis y su mayor precio en el segundo trimestre del año. Sin embargo, la demanda de metal amarillo “como inversión” crece un 46% respecto al segundo trimestre de 2008

Efe

La demanda mundial de oro ha caído un 9% en el segundo trimestre del año frente al mismo período de 2008 debido tanto a las difíciles circunstancias económicas derivadas de un contexto de crisis como el actual como a su mayor precio.

Así lo aseguró este miércoles el Consejo Mundial del Oro (WGC en sus siglas en inglés), asociación con sede en Londres que agrupa a las compañías mineras más importantes del mundo con el objetivo de estimular la demanda de este metal.

En su informe sobre el comportamiento del mercado del oro desde abril hasta junio, el WGC explica que en términos de valor, calculados en dólares, entre este año y el anterior se ha producido una caída de las ventas de en torno a un 6% hasta situarse en 21.300 millones de dólares (unos 15.000 millones de euros).

Esta bajada se explica en parte por el descenso del sector de la joyería, cuyas ventas cayeron un 22% frente a las registradas un año antes, además de por la crisis económica y los altos precios, que en algunos países han alcanzado incluso cifras récord. También descendió notablemente la demanda de oro del sector industrial, concretamente un 21%,  según esta misma fuente.

Sin embargo, mientras que la demanda total de este metal fue menor durante este segundo trimestre de 2009 que en el mismo período del año anterior, la demanda de oro “como inversión” -donde se incluyen lingotes, monedas y los llamados “fondos negociables del oro”-, aumentó notablemente en este mismo período, concretamente un 46%.

Asimismo, la venta al por menor se incrementó un 12% frente a lo ocurrido hace un año y un 23% respecto al primer trimestre de 2009. En opinión del director ejecutivo del WGC, Aram Shishmanian, “la demanda de oro como inversión registró un trimestre fantástico, lo que indica una percepción cada vez mayor -en los mercados- de que es un activo importante e independiente”.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Funcas duda de que refinanciar la deuda de las inmobiliarias sea la solución para su supervivencia

Madrid.- La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) teme que la morosidad a la que se enfrentarán las entidades financieras durante el próximo año y medio alcanzará “niveles preocupantes” del orden de entre el 7% o el 8%, niveles similares a los de la crisis de principios de los noventa.

El director de Análisis Financiero de Funcas, decano de la Facultad de Económicas de Granada y consultor de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Santiago Carbó, avisa de que el recurso a la refinanciación de los créditos como vía para aminorar los impagos no es la panacea porque “sirve de poco si no se reactiva la economía”.

La supervivencia de muchas promotoras inmobiliarias, que acaparan gran parte de la morosidad bancaria, ha sido posible hasta ahora porque “se han podido refinanciar”, si bien la duda es “cuánto tiempo se pueden refinanciar” en plena caída de las ventas de viviendas.

Además, recuerda que la morosidad “tiene mucho que ver con el paro” a causa de los impagos en las hipotecas de particulares que se quedan sin empleo. Por ello, precisa que las cajas “podrían tener algo más (de morosidad) que el resto de las entidades porque están en el ojo del huracán” como principales concesionarias de créditos hipotecarios.

Preguntado por el inicio de la recuperación, Carbó afirma que “ya ha pasado la fase de mayores complicaciones, de congelación, de pérdidas financieras”, aunque reconoce que “no se sabe en términos temporales cuando va a acabar” la crisis.

Hasta cinco años de fusiones

En este contexto, Carbó apunta que “se producirán muchísimas fusiones entre cajas” porque “no hay más remedio”, aunque avisa de que este proceso no se producirá de un día para otro. En su opinión, la normalización del sector podría llevar “entre tres y cinco años”, puesto que “las fusiones tardan muchísimo y son larguísimas”.

Así, el escenario que se avecina será el de “un negocio que crecerá poco y reflejará el estado de la economía española, en la que no habrá grandes sectores para absorber el paro”. “Vienen años muy duros”, sentenció.

Así pues, el responsable de Funcas pronosticó que “el crédito se recuperará suavemente” y confió en que el proceso de normalización en el sector bancario sea más ordenado en el caso de España por efecto del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Si bien, echó de menos algo más de claridad sobre el veto autonómico a las fusiones entre las cajas.

Finalmente, Carbó indicó que todo ello ocurrirá en un escenario de tipos de interés en la zona euro que “estarán en los próximos seis u ocho meses en niveles parecidos” a los de ahora, en el entorno del 1%. En todo caso, “podrían cambiar cuando se reactive la economía y haya más presión de la inflación”, señaló para insistir en que “volverán a subir, pero no de inmediato”.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+
2015 Bizalia