Teoría básica del traspaso de empresas

Más de un tercio de los profesionales actualmente en activo, que son propietarios de una empresa, llegarán a la edad de jubilación en los próximos 10 años. No obstante, en la mayoría de ocasiones no tendrán alguien cercano a quien ceder la empresa lo que se traducirá en una amplia oferta de negocios que desearían traspasarse.

Esto representa una gran oportunidad para los compradores de empresas. Si estás entre este colectivo este artículo te será de gran ayuda para dar tus primeros pasos.
En primer lugar debes buscar negocios que se adapten a tus necesidades. No comprarás una panadería si lo que quieres montar o la idea que tienes en mente es un gimnasio. Puedes rastrear la red en busca de traspasos de negociosanuncios de negociosventa de negocios online… Pero si quieres simplificar todo este proceso puedes utilizar el portal de Bizalia para encontrar la empresa que buscas y acertar con todos tus requisitos.Ten en cuenta que es menos arriesgado traspasar una empresa que iniciar una desde cero, ya que de alguna manera se aprovecha el conocimiento y la experiencia en el mercado y, como consecuencia, se garantiza una vida más larga y duradera a la compañía.

Una vez hayas localizado un grupo de empresas interesantes para ti debes ponerte manos a la obra y empezar a trabajar en ello.Sin embargo no todo es un camino de rosas. Si de verdad se quiere tener éxito en la compraventa de negocios, antes debes prepararte.

El traspaso de empresas debe tomarse, como dijo Jack el Destripador, por partes. Como en cualquier tipo de inversión hay que tener en cuenta dos elementos clave, el valor y el precio.

El valor reside dentro de la empresa como una capacidad propia de generar beneficio. La ubicación del local, el reconocimiento de la marca, la clientela, la experiencia, los tratos con los proveedores… Todo esto aporta y se complementa para crear el valor de la empresa. Cuando decides adquirir un negocio debes buscar valor mediante el análisis, debes hacer una buena valoración para poder conseguir un buen precio.

¿Cómo puedes determinar el valor de una empresa que se traspasa?

El pilar fundamental de la valoración de una empresa es la fiabilidad de los datos con los que pretendes analizarla. Para ello puedes encargar una auditoría externa o en caso de no ser posible, aceptar una interna. Las auditorias te servirán para crearte una imagen fiel y te ayudarán a encontrar valor en la empresa. Debes localizar los puntos fuertes y débiles así como determinar la solvencia y la liquidez para seguir buscando calidad en el negocio. Ten en cuenta que el diagnostico no consiste únicamente en compilar información sino en tratarla y extraer conclusiones útiles.

Una vez estés empapado en los datos de la empresa y hayas sacado una conclusión sobre el valor que contiene estarás listo para pensar en el precio. Este es mucho más fácil de determinar si conoces el valor de la empresa a traspasar. Con todos los datos y conocimientos que has acumulado concreta el límite que estás dispuesto a pagar por el negocio. Este dependerá de la capacidad de generar dinero de la empresa así como de las posibles deficiencias o ventajas que pueda tener. Marcar un precio máximo es clave ya que debes saber por adelantado el precio a partir del cual dejaría de ser rentable o atractiva para ti, sin este límite podrías dejarte llevar por los sentimientos durante la negociación y pagar un precio excesivo.

Delimitado ya el precio que estás dispuesto a pagar por el negocio y habiendo ya contactado y conversado con el propietario que desea hacer el traspaso estarás listo para una negociación. Te ayudará mucho saber el motivo de venta ya que no es lo mismo que venda la compañía por que quiere algo de dinero a que la venda por necesidad, siempre que sea por necesidad se mostrará mucho más abierto a la negociación y mucho más accesible a rebajar su precio. Bajo ningún concepto debes cambiar de opinión durante la negociación, muchos propietarios son especialistas en vender empresas aunque estas no sean de tu interés.

Una vez llegado a un acuerdo podréis formalizar el trato y podrás traspasar la empresa con la tranquilidad de entender el negocio, los puntos fuertes y débiles, aquello que necesita mejorar o aquello que hace la empresa mejor. Todo te servirá para que sea mucho más fácil incorporarte a tu nueva empresa.

Por último déjame recordarte una de las palabras más sabias de la inversión, de Warren Buffet “Precio es lo que pagas, valor es lo que obtienes”. Si has determinado de manera correcta el valor de la compañía y has pagado un precio suficientemente atractivo la rentabilidad y los beneficios no serán algo de lo que tendrás que preocuparte en un futuro.

Compartir es bueno 🙂Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0
Ga terug naar het overzicht

Geef uw reactie

2015 Bizalia