Volver al resumen

El Emprendedor

El binomio de elementos que posibilita el nacimiento de una nueva empresa se completa con la figura del EMPRENDEDOR (también denominado promotor, nuevo empresario, etc). ¿Quién puede ser emprendedor? La primera advertencia que puede hacerse a este respecto es que todos podemos ser emprendedores. Si bien es cierto que los rasgos de la personalidad del nuevo emprendedor, sus motivaciones a la hora de embarcarse en un nuevo negocio, la capacidad intelectual o física, la formación o experiencia previa pueden, indudablemente, influir en el éxito de la nueva empresa, no cabe atribuir a estos aspectos un valor absoluto, ni elevarlos a la categoría de requisitos previos e indispensables que deban reunirse obligatoriamente para poder afrontar con perspectivas un nuevo negocio. ¿Qué características definen al emprendedor? El perfil del emprendedor. Un hipotético "retrato robot del emprendedor ideal" debe servir, antes que nada, para prevenir y conocer puntos fuertes y débiles presentes en el emprendedor, para elaborar un "diagnóstico" que haga posible establecer las soluciones adecuadas (ya sean, formativas o de otro tipo). A continuación, se señalan las características de la personalidad, las habilidades o capacidades psíquicas o intelectuales y la formación y/o experiencia previas que más comúnmente citan los expertos a la hora de establecer el "perfil tipo" de un emprendedor. Seguidamente se hace una mención meramente enunciativa de motivaciones frecuentes y sus posibles implicaciones en la puesta en marcha y desarrollo de la empresa. (Fuentes: Agence pour la Création d'Entreprises – APCE; Negocios con futuro. Guía de creación de Empresas, del Institut Municipal de Formació Ocupacional i Feina. Ajuntament de Palma de Mallorca). Rasgos de la personalidad:
  • Iniciativa
  • Decisión
  • Asunción de riesgos
  • Confianza
Capacidades o aptitudes personales:
  • Habilidades organizativas y de coordinación
  • Adaptación a los cambios
  • Liderazgo
  • Aptitudes negociadoras
  • Competitividad
  • Capacidad de trabajo
  • Resistencia física
Formación y/o experiencia previas deseables:
  • Experiencia empresarial directa o cercana
  • Conocimiento global de una empresa y/o desempeño de tareas en áreas diferentes de la misma
  • Formación específica para la gestión y/o puesta en marcha de una empresa.
  • Formación técnica, directiva o en el sector de actividad propio de la empresa que vaya a constituirse.
Seguir leyendo en: http://www.creaciondempresas.com/articulos/gr/empresa/036-200402-El_emprendedor.asp