Volver al resumen

El traspaso de negocio: la mejor opción para los emprendedores

Un traspaso de negocio puede ser una buena oportunidad para un emprendedor, ya que no necesitará empezar de cero con un comercio. Aunque puede convertirse en un proceso largo y complicado, es importante revisar todos los elementos de los que hablaremos para evitar cualquier problema en un futuro. 

Cuando se produce un traspaso se adquiere un negocio que ya está funcionando, y deberemos aportar mejoras para conseguir un mayor beneficio. Esto es ya un gran paso, pues en otras ocasiones esto puede prolongarse durante años. 

Debes saber que existen distintas opciones para empezar con un negocio como, por ejemplo, incorporarte a una franquicia o optar por un traspaso de negocio. Está última es una gran oportunidad para cualquiera, ya que presenta varias ventajas.

Aún así, debes considerar e informarte bien sobre todo lo que conlleva el proceso antes de lanzarte a ello. En esta ocasión, nosotros explicaremos de manera muy detallada todo lo que debes saber para un traspaso de negocio con total éxito.

 

¿Qué es exactamente un traspaso de negocio?

El traspaso de un negocio es, básicamente, la cesión o venta de los activos comerciales. Puede que se trate de activos tangibles, como instalaciones o mobiliario, o intangibles, como una marca comercial o un público fiel. Esta transacción también implica, entonces, la transmisión del pasivo de la empresa, es decir, las deudas, obligaciones, las posibles pérdidas, etc. 

Por lo tanto, una persona que ejerza una actividad empresarial o profesional en un local alquilado puede ceder su contrato a un tercero. Los motivos de un traspaso pueden ser muy diversos, pero generalmente se trata de falta de tiempo, de beneficios, de enfermedad, o por jubilación. 

En resumen, cuando se produce un traspaso de negocio, adquirimos un comercio que ya estaba funcionando, y para ello debemos firmar un contrato de cesión. Antes de firmar, debemos tener en cuenta y conocer la respuesta a preguntas como: 

  1. ¿Qué requisitos existen en el contrato de alquiler de un traspaso?
  2. ¿Cuáles son exactamente los trámites para el traspaso de negocios?
  3. ¿Qué impuestos nos afectarán? 

Sigue leyendo...A continuación daremos respuesta a todas ellas.

 

Aspectos legales para un traspaso de negocio

Es importante tener en cuenta si la empresa que está siendo traspasada ha sido constituida como persona natural, ya que, de ser así, el traspaso debe comprender los bienes muebles, los inmuebles, y también la mercadería. Las partes, en este caso, deben realizar un contrato de compra-venta con el que se legalizará la desvinculación del antiguo dueño, para ir asociada con el nuevo propietario. 

Si por el contrario la empresa en traspaso está formada como una persona jurídica, se realizará una transferencia del capital, a través de acciones o participaciones del negocio.

El contrato de alquiler en un traspaso de negocio

En primer lugar, os recomendamos revisar el contrato con un abogado, y más cuando se trata de un contrato de arrendamiento de un local comercial. Asimismo, es conveniente negociar algunas cláusulas con el propietario y aclarar todas aquellas dudas que se puedan tener. Porque de lo contrario es posible que nos encontremos con alguna sorpresa que no nos beneficie. 

 

Los traspasos de negocios pueden realizarse sin el consentimiento del propietario del local, tal y como lo indica el artículo 32 de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Así, el arrendatario o alquilado puede subarrendar la finca o ceder el contrato de alquiler, a no ser que esto se haya prohibido expresamente en su contrato con el propietario. 

Aún así, es obligación del subarrendado notificar el traspaso de negocio al propietario. El plazo para comunicarlo es de un mes desde que la cesión se concreta. El propietario, por su parte, puede pedir un aumento del 20% en la renta del espacio.

Licencia de apertura

En referencia a la licencia de apertura, si la actividad comercial que se desarrolla en el espacio requiere una licencia, como por ejemplo un negocio de hostelería, es fundamental acudir al Ayuntamiento de la población para solicitar el cambio de titularidad de la licencia de apertura. Además, debemos comprobar que la licencia del traspaso corresponde con la actividad que va a desarrollarse en el local o espacio.

El cambio de titularidad es fundamental, ya que la licencia de apertura va asociada a una persona física o jurídica, que es la autorizada a ejercer la actividad en el local. Es muy importante tener en cuenta que no se admite modificar la actividad ni las características del local para que la autorización siga siendo válida. Por lo tanto, debemos comprobar que no se hayan realizado cambios en el espacio ni en la actividad. 

Los documentos necesarios para este procedimiento varían según la Comunidad Autónoma, pero por lo general, se suele pedir: 

  • El DNI y fotocopia de este del nuevo titular
  • Si el nuevo titular es una sociedad, se necesita la fotocopia de la escritura de constitución y de los poderes de quien firma.
  • Fotocopia de la anterior licencia 
  • Fotocopia del DNI del antiguo dueño (o de los poderes si es una sociedad)
  • En caso de fallecimiento del antiguo dueño, se necesitará la escritura de partición de la herencia. En caso de que no se mencione en el testamento se requerirá una declaración notarial de los herederos, o la renuncia de estos a favor del nuevo titular.
  • Darse de alta como autónomo

Impuestos en el traslado de un negocio

El traspaso de negocios no está sometido al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), y tampoco al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). 

El documento se emitirá sin IVA cuando el traspaso de negocio sea total y se continúe con el mismo tipo de actividad. En cambio, estará sujetos al IVA cuando los activos de la actividad comercial se vendan por separado. En caso de que el propietario del local reciba una parte del traspaso, este sí que debe emitir una factura con el 21% de IVA al inquilino que deja el local. También debe incluir la retención que corresponda. 

¿Y el IRPF?

En cuanto al IRPF, ya que los traspasos de negocios implican un aumento en el patrimonio para el que cede el negocio, se debe declarar el importe en la declaración anual del Impuesto de la Renta. 

 

Si el propietario recibiera alguna ganancia a causa del traspaso, este deberá incluirlo como rendimiento del capital inmobiliario, aplicando la reducción del 40% por el rendimiento obtenido de forma irregular en el tiempo. La persona que reciba el traspaso de negocio, deberá deducirlo también a través de la amortización en porcentajes proporcionales a los años de duración del contrato de alquiler que se haya firmado.  

Valorar un negocio para un traspaso

Esta suele ser una de las cuestiones claves y más complicadas de los traspasos de negocios. Ambas partes suelen buscar un precio que le convenga, y en ocasiones puede ser difícil llegar a un acuerdo. 

 

Una de las complicaciones de este asunto es la valoración de fondo de comercio, ya que el precio que el comprador esté dispuesto a pagar debe tener relación con la capacidad del negocio para generar beneficios, que será el valor real de la empresa

 

En caso de estar pensando en adquirir un traspaso, es conveniente pedir y analizar toda aquella información que nos pueda ser útil a la hora de valorar el espacio y la viabilidad del negocio. Algunos de los elementos más importantes a tener en cuenta son los siguientes:

 

Ubicación 

La localización de un local en el centro concurrido de una ciudad puede ser un factor importante a tener en cuenta, así como la proximidad de transporte público. En determinadas ciudades de España los anuncios de traspasos de negocios son mayores que en otros. 

Bienes tangibles

Para medir el valor de estos se estima su precio, teniendo en cuenta la depreciación que tenga la maquinaria, las herramientas u otros componentes. Al realizar un traspaso de negocio se suelen incluir el mobiliario, la maquinaria, y todo aquello necesario para la actividad comercial que vaya a realizarse, aunque no siempre es así, por lo que es importante consultarlo. 

Estado del espacio

Es conveniente tener en cuenta si el traspaso se trata de un espacio que forma parte de un edificio, las características de la infraestructura y los gastos de mantenimiento de servicios externos que serán necesarios para el desarrollo de la actividad comercial. Es importante también comprobar si en el local se han realizado reformas, si se han afectado a diversas instalaciones o suministros, etc.

Capital humano

Se debe valorar el precio del capital humano teniendo en cuenta la cantidad de personas que serán necesarias, el sueldo de estas e inconvenientes que puedan surgir, como bajas por enfermedad, contribuciones por incapacidad laboral, prejubilaciones, etc. 

Hay determinados sectores en el mercado en los que el personal será más necesario que en otros.

Elementos legales

Hay que tener en cuenta si serán necesarios algunos contratos, licencias adicionales o seguros. Se suele recomendar que sea un profesional el que se encargue de cerrar y establecer estas necesidades, ya que suelen conoce a la perfección los procesos y elementos necesarios en el traspaso de negocios.

Aspectos económico-financieros

La evolución del negocio es uno de los puntos determinantes. Es imprescindible comprobar las cuentas de los últimos años: la facturación y los costes, las ventas, el número de clientes y la rentabilidad. También es recomendable pedir las declaraciones de hacienda, para confirmar cifras de ventas.
 

En ocasiones es mejor acudir a un experto que pueda aportar una opinión especializada e incluso pedir una valoración independiente y objetiva en caso de que ambas partes estén de acuerdo en ello.

La hostelería: uno de los mejores sectores para el traspaso de un negocio

A pesar de que el comercio electrónico esté en auge en los últimos años, en España hay muchos emprendedores que siguen apostando por pequeños negocios tradicionales. 

Según un informe elaborado por Cepyme y Randstad en el año 2018, casi 13,7 millones de españoles ejercían su actividad en pequeñas empresas. El comercio, la hostelería y la construcción son los sectores por excelencia.
 

Los traspasos de negocios en España son una práctica muy común, sobretodo en determinados sectores, como la hostelería, y en las principales ciudades, como podrían ser Madrid y Barcelona. 
 

Hay una razón básica por la que los traspasos triunfan en el sector hostelero. Para que un local funcione como un bar o un restaurante debe tener una licencia determinada. Las zonas comerciales son las más atractivas para desarrollar esta actividad, pero, a la vez, son las más complicadas para encontrar lo que nos interese. 
 

Conseguir una licencia no es tarea fácil ni rápida, por eso los traspasos ahorran tiempo y dinero a aquellos que están interesados en empezar en el sector. Además, las razones más comunes son jubilación, enfermedad, o cambio de actividad. 

 

Encontrar un local que se ajuste por completo a lo que estamos buscando es algo complicado, por lo que es importante analizar bien las prioridades y las opciones con las que contamos. 

Otros consejos a tener en cuenta

Como hemos mencionado anteriormente, un traspaso puede deberse a diversas razones. Generalmente la razón de un traspaso es a causa de jubilación, enfermedad o falta de tiempo por atender. Lo idóneo, entonces, es valorar las perspectivas del sector y la capacidad propia para desarrollarlo de manera personal. Si no tienes experiencia alguna en el sector o en el mercado, la situación puede convertirse en una tarea difícil.
 

En caso de que el traspaso se deba a un fracaso del antiguo propietario, se deberá tener en cuenta y establecer como objetivo de recuperar la inversión que haya sido llevada a cabo, estudiando las posibilidades del negocio en el mercado. Además, se debe comprobar que el antiguo dueño esté al corriente de las deudas y otras obligaciones administrativas.
 

Lo más adecuado es hacer un buen análisis y tener una visión clara sobre el sector del negocio. Hacer un estudio de mercado no es algo que se lleve a cabo en estos casos, aunque supone un gran error.

Además, valorar diversas opciones es algo fundamental. En algunos sitios web, como por ejemplo Bizalia, se pueden encontrar anuncios de todo tipo de comercios. Además, también se ofrece asesoramiento de especialistas del sector.