Volver al resumen

Las oportunidades de negocios en traspaso por jubilación

Para la mayoría de los propietarios, la jubilación  es un tema que agradecen o lo último en lo que se quiere pensar. Sin embargo, si llega el día, debes considerar todas las cosas que preparar para traspasar tu negocio.

 

Vender un negocio al jubilarse puede ser beneficioso porque puede aumentar tus ingresos, pero no debería ser el único activo en el que confiar. Tienes que anticiparte y planificar un plan de jubilación que se adapte a tus necesidades.

 

Tómate tu tiempo para planificar el futuro de tu negocio y asegurarse de que todo se haga correctamente. Mantén el control durante el período de transición de modo que los ingresos de tu negocio tengan el mayor potencial para proporcionar ingresos de jubilación estables.

 

A continuación te presentamos algunas preguntas que deberías hacerte antes de traspasar por jubilación. 

¿Cuál es el valor real de tu empresa?

Si concluyes que el negocio es factible sin tu administración, el siguiente paso es obtener una evaluación precisa de su valor. Esto no solo es esencial para las ventas, sino que también es importante para considerar los impuestos y ayudarlo a calcular los ingresos previsibles para la jubilación.

 

Un experto profesional en tasación y en impuestos puede ayudarte a ver más allá de tu apego emocional en la empresa, medir su verdadero valor, así como el mercado para tal negocio, y llegar a un precio realista. 

 

Recuerda que en caso de traspaso debes informar previamente al propietario del local. El dueño no puede detenerlo, pero puede aumentar  el alquiler al nuevo arrendador

¿Qué ocurre con los empleados?

El trabajador tiene derecho a un mes de indemnización, independientemente de la antigüedad en el puesto de trabajo y contrato de trabajo como se indica en el artículo 49 de. Estatuto de los Trabajadores. En este artículo se indica:  “En los casos de muerte, jubilación o incapacidad del empresario, el trabajador tendrá derecho al abono de una cantidad equivalente a un mes de salario.”

 

Ahora bien, si el empresario acaba traspasando o vendiendo el negocio, según el artículo 44 de la Ley de Trabajadores, el trabajador tiene derecho a continuar su trabajo por sucesión empresarial

 

¿Cómo puedo vender mi negocio?

 

Pasarlo a un heredero

¿Qué mejor manera de cuidar a su familia que proporcionar a su familia una empresa operativa? ¿Quién más puede cumplir su misión empresarial mejor que su familia? Por supuesto, como ocurre con cualquier decisión familiar importante, esto puede generar conflictos si no se planifica adecuadamente.

 

Si solo tienes un miembro de la familia trabajando contigo, esta es una decisión simple. Sin embargo, si tienes varios hijos, sobrinas o sobrinos interesados ​​en hacerse cargo del negocio, puede complicarse. En este caso, debes proporcionar instrucciones claras sobre quién se hará cargo de qué herederos y cómo compensar a los otros.

 

Tomar decisiones comerciales en la familia puede resultar difícil. Las emociones pueden aumentar, especialmente después de una muerte prematura o una discapacidad. Solo el 30% permanece a flote después del traspaso familiar. 


 

Venderlo a un copropietario

Si tu negocio es una sociedad, es posible que estés considerando a tus copropietarios como herederos. Muchas sociedades han llegado a un acuerdo mutuo en el que una vez que el propietario muere o se incapacita prematuramente, los propietarios restantes acordarán comprar sus intereses comerciales a los familiares más cercanos.

 

Esto puede ayudar a aliviar la carga de las transiciones accidentales de propiedad para las empresas y los miembros de la familia. El cónyuge puede estar interesado en retener sus propias acciones, pero es posible que no tenga el tiempo o la experiencia para ayudar a que la empresa prospere. El acuerdo de compraventa garantiza que se les proporcione una compensación justa y permite que los demás copropietarios mantengan el control de la empresa.


 

Vender a un empleado clave

Cuando la empresa no tiene copropietarios o familiares, una buena opción es venderla a empleados. 
 

Fijate en tu propio organigrama. La elección de empleados experimentados, conocedores de los negocios y respetados puede simplificar la transición. Tiene la capacidad de capacitarlo e incorporarlo a los procedimientos y relaciones básicas antes de la jubilación. Si te preocupa mantener la calidad después de tu partida, los empleados clave suelen ser más confiables que los compradores externos.


 

Vender a un tercero 

Cuando no hay un sucesor claro para asumir el control, los dueños del negocio (o en este caso tu) pueden mirar en otro lugar. ¿Existe otro emprendedor, o incluso un competidor, que pueda comprar tu negocio?

 

Para algunos tipos de negocios, este proceso es mucho más fácil que para otros tipos de negocios. Para las operaciones hay que demostrar que la empresa es una buena inversión. 

 

Prepara tu negocio para la venta con mucho antelación. Contrata y capacita a un buen gerente, formaliza los procedimientos operativos y controla las finanzas. Haga que tu negocio sea lo más estable, para que sea más atractivo y valioso para los compradores externos.

 

Para evitar que la transferencia dure para siempre, además de colgar el típico cartel “EN TRASPASO", se recomienda promover el traspaso en un sitio web dedicado al portal como Bizalia. La publicación de anuncios de traspasos de negocios es gratuita durante el primer mes sin permanencia. Encuentra un comprador adecuado en Bizalia, una plataforma de compra y venta de locales. Además, ofrecen un asesoramiento para que no se te escape ningún detalle. 

 

¿Cuáles son los impuestos que hay que pagar por el traspaso de un negocio?

Las operaciones de cesión de un negocio como vía de traspaso no están en principio sujetas a IVA ni impuesto de transmisiones patrimoniales, siempre y cuando se transfiera el negocio en su totalidad. Por tanto, el arrendatario de la empresa cedida deberá emitir factura sin IVA para transferir el importe al nuevo arrendatario.

 

Mucha gente no sabe que cuando se transfiere el negocio, el comprador asumirá todos los activos, incluidas las deudas del dueño anterior, por lo que se recomienda consultar el estado del negocio. 

 

Cabe destacar, que si los activos transferidos se venden por separado, están sujetos al impuesto al valor agregado, excepto los inmuebles. En cuanto a ITP, la transmisión de vehículos e inmuebles sí tiene que tributar.

 

En cuanto a la renta recibida por el traspaso, el impuesto sobre la renta de las personas físicas no tributa como resultados comerciales o ventas, sino como ganancias de capital, que se calcularán restando el valor neto de los bienes y derechos entregados del monto de la transferencia. Si el arrendatario es una empresa, la renta debe tributar en el impuesto de sociedades.