Volver al resumen

Introducción a la venta de tu empresa

Introducción a la venta de empresas

En las proximas semanas vamos a publicar un serie de articulos sobre la venta de una empresa pequeña. Hoy publicamos la primera parte.

 

¿Es el momento de vender? 

 

La venta de tu empresa es una decisión importante, ya que probablemente has dedicado tu tiempo, dinero, y energía a la puesta en marcha y al funcionamiento de tu negocio. Quizás sea el negocio de toda tu vida. Pero ahora quizás has decidido que es el momento adecuado para vender, y deseas la mejor asesoría profesional que puedas conseguir. ¡Ahí es cuando el trabajo con un business broker o intermediario profesional marca la diferencia entre apenas deshacerse de la empresa y venderla al mejor precio!

 

Los siguientes son algunos de los asuntos y de las preguntas más comunes planteadas con frecuencia por los vendedores. 

 

Si has llegado hasta aquí, entonces la venta de tu empresa te ha despertado bastante curiosidad como para empezar el primer paso. No tienes que comprometerte aún: sólo te estás informando sobre qué es necesario para vender tu negocio con éxito. Esta sección debería resolver muchas de tus dudas y ayudarte en el proceso de venta.

 

Pregunta 1

La primera cuestión que casi cada vendedor se plantea es: ¿Cuál es el valor de mi empresa? Para ser sinceros, si vendieramos nuestro negocio ésa sería la primera cosa que desearíamos saber. Sin embargo, vamos a posponer un poco esta importante cuestión y a abordar algunas de las cosas que necesitas saber antes de llegar a ese punto. Antes de que hagas esa pregunta, debes estar preparado para vender por lo que el mercado esté dispuesto a pagar. Si el dinero es tu único motivo de venta, entonces no estás realmente listo para vender.

 

No hay ninguna diferencia entre el valor que crees que tiene tu negocio y lo que quieres por él. Tampoco hay diferencia entre lo que tu contable, banquero, abogado o mejor amigo piensa que tu negocio vale. Sólo el mercado puede decidir cuál es su valor.

 

Pregunta 2

La segunda pregunta que tienes que considerar es: ¿Realmente deseas vender esta empresa? Si eres realmente serio y tienes una razón sólida por la que deseas vender, probablemente acabarás vendiendo. Puedes aumentar tus probabilidades de venta si puedes contestar sí a la segunda pregunta: ¿Tienes expectativas razonables? La respuesta afirmativa a estas dos preguntas significa que tu postura acerca de la venta es seria.