Volver al resumen

Oficinas sin dueño ideales para las franquicias

El mercado de las oficinas en Madrid está marcado por un desajuste entre la oferta y la demanda en este segundo trimestre. Para evitar la huida de inquilinos y la entrada de otros nuevos, los propietarios están realizando políticas agresivas de precios, con periodos de carencia de renta u otro tipo de ayudas. Las oficinas de Madrid no encuentran comprador. A pesar de que se han paralizado un gran número de proyectos de obras planeados para este año (ha habido un descenso en la entrega de obra nueva del 30%), el mercado de oficinas en Madrid ha continuado marcado por un desajuste entre la oferta y la demanda en este segundo trimestre, sobre todo en inmuebles con grandes superficies y ubicados en zonas descentralizadas. El mercado de oficinas en Madrid afronta los momentos más difíciles de la última década, con una tasa de disponibilidad que ronda ya el 13%, así al menos lo manifiesta el último informe de la consultora inmobiliaria Exa, del que se hace eco El Economista. La mayor disponibilidad de oficinas se encuentra en las zonas de periferia (Alcobendas, Rivas, San Fernando y Las Rozas), donde alcanza el 19%, mientras que en las zonas prime (a lo largo del Paseo de la Castellana), donde la disponibilidad es menor, la tasa se sitúa en un 6,26%. Lógicamente, la mayoría de los compradores (principales inversores privados) demandan productos ubicados en las mejores zonas de Madrid y del centro, según apuntan desde la consultora Jones Lang LaSalle. El incremento de la superficie disponible se debe, en parte, a la reducción de espacio que han llevado a cabo las empresas como una de las grandes medidas para ahorrar costes. En este sentido, en opinión de la consultora, para evitar la huida de inquilinos y potenciar la ocupación de las oficinas, los propietarios continúan con una política agresiva de precios, con periodos de carencia de renta u otro tipo de ayudas para favorecer la contratación. Un hecho al que tienen que estar especialmente atentos los emprendedores, que en muchos casos quieren poner en marcha una franquicia, ya que entre los requisitos se encuentra la superficie y la ubicación, y en estos momentos, el hecho de la desocupación puede suponer una gran ventaja para encontrar mejores condiciones. La situación en el resto de países europeos es similar a la del mercado español. Mientras que, en España, se prevé que el volumen de contratación de espacios de oficinas baje este año alrededor del 49%, en Londres, la caída será similar (un 48%), según los últimos datos presentados por BNP Paribas Real Estate.