Volver al resumen

¿Franquiciar sin centro propio?

Una red de franquicias tiene que experimentar el concepto de negocio en un centro propio piloto con el fin de extraer las opciones que tiene la firma así como el How Know que luego se impartirá a los franquiciados. Se considera que el éxito de una franquicia ha sido probado cuando en sus establecimientos pilotos ha sido aplicada la regla francesa del tres por dos. Esto es, cuando la fórmula comercial o saber hacer del negocio ha sido probada en tres mercados diferentes: local, provincial y regional, a lo largo de un período de dos años. Otra de las cuestiones que se puede plantear un franquiciado sobre el espacio es si se puede operar en franquicia sin contar con un local propio para ejercitar el concepto de negocio. Para ello, puede leer el siguiente reportaje que cuenta con ejemplos de franquicias que no conllevan un local para su puesta en marcha. Lanzarse al mundo del autoempleo conlleva un importante desembolso de dinero. Uno de los mayores gastos a la hora de la inversión son los locales. Sin embargo, estos no son indispensables. Muchas franquicias funcionan sin ningún tipo de establecimiento. Máquinas, furgonetas o dotes comerciales son para muchas firmas equivalentes al punto de venta. Las máquinas dispensadoras son una opción como cualquier otra de establecerse por cuenta propia. Es el caso de la firma Nescafé Komo. La máquina se enclava en centros de trabajo, por lo que no necesitas ningún local para comenzar la aventura empresarial. Basta con una inversión de 24.000 euros y el negocio ya está montado. Otras enseñas que no necesitan local para su funcionamiento son Fastway Curiers, River Service, Aromarketing y Brutus Mobile Wash. Las actividades de las mismas son de lo más variadas, lo que es una prueba de que muchos sectores pueden optar por una simple furgoneta para poner en marcha su negocio. Con Fastway Curiers tu pones el trasporte y la empresa todo lo demás. Se dedican al transporte urgente, la paquetería y la mensajería. Con esta enseña puedes ser tu propio jefe con una inversión de 15.000 euros más un canon de entrada de 12.000 euros. En la misma línea funciona Brutus Mobile Wash. Es una franquicia en la que el local va sobre ruedas. En una furgoneta tienen todo lo necesario para la peluquería e higiene canina, pero además, reservan un espacio para tienda. El coste, en el que está incluido el canon de entrada, es de 16.000 a 18.000 euros. River Service, por su parte, se encargar de alquilar plantas para eventos de todo tipo. Los franquiciados no necesitan tener un emplazamiento para el negocio y todo el material es suministrado desde la central. A cambio, el emprendedor necesita una inversión de 25.000 euros, con un canon de entrada de 18.000. Aromarketing va más allá y sólo necesita de un franquiciado con dotes comerciales. El objetivo de la empresa es vender aromas a distintos negocios y oficinas, por lo que hay que visitar al cliente para conseguir vender el producto. La firma Clean & Iron tiene las dos variantes para elegir. En la empresa de servicios de limpieza y plancha a domicilio se puede optar por un local de 20m2, si bien no es necesario ninguno para desarrollar el negocio. Las páginas web son otra de las alternativas para franquicias que no requieran un establecimiento. El portal todoboda.es ofrece todos los servicios necesarios para los enlaces matrimoniales sin tener que pasar por el punto de venta. También la firma NJOYNOW.ES ofrece contenidos para adultos con una tarjeta desde su web, por lo que tampoco necesita emplazamiento. Publimedia es otra de las empresas que no tienen ubicación espacial. La firma se dedica a la comercialización de cursos para empresas y tiene una inversión de 34.000 euros con 18.000 euros de canon de entrada. Hay muchos conceptos de negocio que se pueden desarrollar sin tener que acceder a un local. Todo es cuestión de echar cuentas y apostar por la franquicia que más convenga a nuestros intereses personales.